viernes, marzo 28, 2008

Mi poder mutante esta descontrolado....

Así es mis querid@s amig@s... Desde hace un tiempo... No controlo mi poder... O más bien... Este está alcanzando cotas impensables cuando empezó a manifestarse...

Tanto es así... Que los comerciales que trabajan en la misma empresa donde me pagan la nómina... Cómo decirlo... Temen comunicarse conmigo para hablar de modificaciones sobre los dibujos de mierda que hago para sus clientes de la misma materia... Es algo que no comprendo... Bueno... Más que no comprender... Lo que siento es que no tienen cojones...
Siento el lenguaje... Pero es que ahora mismo aun me quema por dentro... No se supone que somos todos adultos?... Por qué actúan como niños de parvularios ante el matón del recreo?¡...

Que me sale la bestia que hay en mi cuando me vienen con sus quejas de:
- Esto es muy pequeño.- Ante un diseño ajustado al máximo de los bordes de impresión.- No puedes hacerlo más grande?¡...
- Esta ajustado al borde... Si lo hago más grande para usarlo en otro tamaño de bolsa... Tendría que deformarlo... Y eso no quedará bien...
- Pero es que es muy pequeño... Tienes que hacerlo mas grande...
- La solución óptima es un dibujo diferente para cada bolsa...
- Pero el cliente no va a pagar dos clichés...
- Le van a quedar dos bolsas ridículas...
- Es que son 42 euros más...
- Lo que vale a día de hoy unas cervezas y un par de tapas... No es tanto dinero...
- Pues díselo tu...
- Yo no tengo que decirle nada... Ajustare el diseño... Y en fábrica volverán a ponerlo más pequeño...

Totals... Que con este tipo de conversaciones optan por no hablar conmigo...
Dejan esa tarea a una compañera... Que no es que tenga más mano izquierda... Es simplemente que no es sorda... Porque para todo comercial... Todo lo que no sea decirles que si y bajarte los pantalones a sus peticiones... Es algo que no escuchan...
Salvo ínfimas excepciones... Todo comercial es peor que los abogados y otras profesiones que han convertido nuestra sociedad en la mierda que es...

Totals... Que se ve que he sacado mi poder mutante... Y ya no me hablan para las modificaciones ni para casi nada... Y lo que mas me cabrea... Es que pasan por la oficina... Y me miran con recelo... Y me saludan con la voz chiquitica... Y me esquivan y no me dicen nada...
Pues muy bien... Sólo espero que esto no evoluciones mucho más... Porque me da que el próximo nivel de Guerrero Saiyain... Sera Katana en mano y rebanando cabezas... O mejor aun... Como aquella escena de Scanner...

P.D.: Por eso dije en aquel juego de preguntas sobre hombres y mujeres que no necesitaba que me temieran...

5 comentarios:

DarthIA dijo...

Macho, ahora que te dejan tranquilo... ¿te quejas de que te dejan tranquilo? :P

Nietzche dijo...

Que jodio... No me quejo de que me dejen tranquilo... Me quejo porque una cosa es dejarte tranquilo... Y otra muy diferente que los temas que tienen que tratar contigo se lo endosen a otro...

Es como si un alumno va a un tutoria y le dice a otro profesor del departamente que te pregunte a ti por una cosa de una practica...
Absurdo no?¡...
Pos´eso...

DarthIA dijo...

Ah bueno así po si...

Don't feed the salesperson :P

Estrellita Mutante dijo...

Ay!, diseñadores... ;P

Isa dijo...

En uno de mis trabajos de diseñadora gráfica me pasaba igual: al comercial había que pedírselo todo por escrito, porque exigía el oro y el moro (por ejemplo, 2.000 folletos para el cliente) para agilizar la venta y dorarle la píldora al cliente... Y luego se "olvidaba" de decir al cliente que los folletos los tenía que pagar... Y si no tenías nada escrito que confirmara que los había pedido, quería que cargaras tú con la emisión de los 2000 folletos. Porque a la hora de vender los lavabos, todo eran facilidades para el cliente, pero luego desde luego no aceptaba que los folletos se descontaran de su comisión.

Así que, si los comerciales te dejan en paz, todo eso que salen ganando... La verdad es que los que van a comisión dan un poco de pena. Quieren el cliente, lo necesitan, se lo prometen todo... Y luego no quieren admitir que metieron la pata al prometer de más. Pero claro, no puedes dejarles que te endilguen el marrón a ti... Por prometer, prometerían la luna para conseguir el cliente, y eso no se lo podemos dar por muy prometida que esté.

Un saludo,

Isa