sábado, febrero 04, 2006

Con dolor de cabeza... O berrinche infantil de un hijo de puta konsentido...

Keria escribir kosas aki...
De komo se puede uno sentir extremadamente incomodo en su propia kasa...
De komo se puede uno sentir cuando sigue dandose golpes kontra la misma piedra... Porke es lo ke se supone ke se tiene ke hacer...
De komo kiero estar bien y a momentos lo konsigo pero luego me enseñan ke no es ese mi merecido en esta vida... O en este momento de la vida...
De komo kada dia me levanto kon menos ganas de vivir...
De komo tu no eres para nada responsable de todo lo ke me esta haciendome sentir asi...

Pero no lo voy a escribir...
Y huele otra vez a tabaco...
Asko de vida...

En cambio voy a decir ke estoy loko de kontento por intentar kedar y no konseguirlo...
Por tener ke sonreirle las gracias a kien no me kae bien...
Porke me reprochen ke de hachazos verbales a kien deberia defenderse el solito...
Por estar todo el dia pendiente de situaciones ke importan un carajo y ke por mas ke se pide no se molestan en intentar evitar...
Por tener principios morales y no ser komo la panda de kabrones ke rigen el mundo... O de todos los joputas ke ponen cuernos a sus novias...
Por tratar de intentar hacer las kosas bien... Y ke no sirva para una mierda...
Por creer ke todas las decisiones ke tomo ultimamente no me reportan mas beneficio ke ver lo bien ke se lo pasan otros...
Por tener dolor de kabeza...
Por no haberme kedado en un cuneta hace unos ocho años...

2 comentarios:

Puriruri dijo...

Definitivamente ya poco mas tengo que decirte! El sabado dijiste una cosa que me pareció tremendamente razonable, ¿por qué no la pones en práctica? por tu bien y por el de todos los que te rodean y te quieren, y que estas espantando a golpes .
Lamento hablarte asi, pero es que ya no se como hacerlo, yo cuando me ví como tu puse medios para solucionarlo.

Kiryna dijo...

Dicen que cuando un amigo se va, algo queda en el alma. Pero cuando los amigos se van sin mediar palabra, recogiendo casi a escondidas, en vísperas de tu cumpleaños... Seguro que queda menos. Ánimo, que ya verás cómo los malos ratos y la gente-no-tan-buena-como-parecía-en-un-principio pasarán. El universo busca su equilibrio, ya lo sabes.